PARA LOS FANS DE NOEL GALLAGHER

No estaba nada mal la aventura de Liam Gallagher con Beady Eye. Ni mucho menos es mediocre el debut de con su High Flying Birds. Todo lo contrario. A mí que no me pillen en medio los fans de Oasis, que son bastante apasionados.

El problema es que un par de canciones, incluso tres de Liam, con sus “Oasis” antiguos, se aguantan bien, dado el nivel de composición de Liam y grupo. Pero más, no.

El problema es que un par de canciones, incluso tres, de Noel en solitario son bastante agradables. Pero a la cuarta te aburres con las limitaciones vocales de Noel, que es un buen compositor, pero nunca un gran cantante.

Siempre lo ha dicho. No se le puede catalogar a él mismo como un “front-man” de un grupo. Jamás será Sting ni Rod Stewart ni Peter Gabriel. Es decir, cantantes que provienen de grupos y que han tenido una gran carrera en solitario.

Lo siento. No veo a Noel Gallagher cabalgar en solitario, sin una banda, sin compañeros de viaje.

Me han gustado mucho, bastante, canciones como ‘Everything on the Run’, aunque le sobran la orquesta y coros a lo Ray Conniff. Y , sobre todo, ‘Record Machine’, muy metida en la propia idosincrasia del compositor de Oasis. Muy beatle, muy metida en el compromiso de ser una prolongación de la herencia de Liverpool.

También es un buen final ‘Stop the Clocks’. El resto no es mal, pero no son temas estrellas, temas clásicos de Noel.

No me extraña que los dos hermanos hayan recogido el órdago de poder volver a juntarse como Oasis, en el aniversario del grupo. Sería lo lógico y lo inevitable entre dos hermanos, aunque Liam sea un terrible bozacas.