Adam Levine, el cantante de Maroon 5 y su mujer Behati prinsloo van a ser padres por segunda vez y quieren que el nuevo hijo baile como Mick Kagger. Es una broma.