ha sorprendido a los seguidores  de ,al confesar que realmente no disfrutó de la gira de la  reunificación de la banda.

Osbourne se volvió a juntar con Tony Iommi y Geezer Butler para una gira mundial en 2011 y lanzaron lo que se convertiría en un álbum final en 2013.

El trío continuó de gira hasta febrero de 2017, cuando Ozzy y sus compañeros de banda tocaron en un espectáculo de despedida en su natal Birmingham, Inglaterra.

Ozzy declaró anteriormente que disfrutó de la reunión, pero en una nueva entrevista con el Philadelphia Inquirer parece que no podía esperar a que terminara.

Y recalca:

No lo pasé muy bien. Pasé nueve o diez años en el grupo , pero había estado alejado de ellos durante más de 30 años. Con ellos, solo soy un cantante. Conmigo, puedo hacer lo que quiero hacer. Les estaba sacando malas vibraciones a Tommy por sólo ser  “Ozzy”. No sé, ¿qué diablos más puedo ser?

Admitió que recibió comentarios negativos por protagonizar el  reality show The Osbournes, y agregó:

La gente dice que vendí todo, la esencia  heavy metal, No estoy de acuerdo Es todo entretenimiento. Tienes que estar enojado si rechazas ese tipo de programas de masas “.

Ahora, al planear su gira de despedida en solitario, Ozzy admite que todavía le encanta ver a los viejos admiradores, que se han mantenido a su lado a lo largo de los años:

Y reconoce:

“El público parece haber permanecido igual. Veo padres, hijos y nietos. Obtuve una tarjeta de agradecimiento … de una mujer de 70 y tantos años que decía: “Puede que no me creas, pero me encanta ir a tus conciertos con mi hijo”. Todo ello , te hace sentir raro “.

A Ozzy hay que creerle a medias. Como le salgan con un buena oferta para otra gira con Black Sabbath, se volverá tragar todos los sapos.