ha criticado cariñosamente a y ha vuelto a hablar de por qué no disfrutó la gira final de . El cantante asegura que recibió “malas vibraciones” en ese tour de despedida.

Anteriormente había contado que no disfrutó en los últimos shows de la banda en 2016 y 2017. En su opinión recibió una fría recepción “por ser Ozzy” y ahora, en una nueva entrevista con The Times, Osbourne se ha despachado con Iommi aunque de manera elegante. Le ha criticado en el plano laboral.

“¿Me gusta trabajar con él? Realmente no. ¿Me gusta él como persona? Sí, le quiero como persona”.

“Pero si la gente me dijera: ‘¿Había un líder de Black Sabbath?’ Debo decir que era Tony Iommi porque sin sus riffs de guitarra todavía estaríamos sentados en un jodido ensayo, pusilánimes y diciendo: ‘¿Qué hacemos ahora?’”.

Imagen relacionada

Osbourne también afirmó que se marchó de la banda y comparó su relación con Black Sabbath con la que se tiene con una ex novia después de 30 años.

“He seguido adelante. Te diré cómo fue. Es como cuando eres más joven y conociste a una chica, Susie, y rompes y no la ves en 30 años. Luego ella está en la ciudad y dices: ‘Oh, le haré una llamada a Susie’, porque tu memoria solo recuerda las partes buenas y puedes tratarla una semana”.

“Y luego dices: “Recuerdo esa semana y fue maravilloso”. Pero luego echas la vista más atrás y piensas: ‘olvidé los cuatro años y pico que me sentí miserable”.

Resultado de imagen de black sabbath

Osbourne prefiere centrarse en el presente con su propia gira de despedida como artista en solitario, que ha descrito como “muy divertida”.

“Tengo el control y está mucho mejor. Me da más placer hacer los conciertos ahora”.