Y para celebrar los 67 años del cantante de Black Sabbath le recordamos su Dreamer. Aunque no ha habido en el rock elemento tan inteligente para vender su imagen.