Anoche, seis Grammys, más los dos de hace dos años, con 23 años, Adele cosecha ocho Grammys. Un disparate. Pero, ¿esta es la estrellla deslumbrante que la industria necesita?. Me temo que no.