Probablemente, drogada y borracha , tuvo que salir de una fiesta por la presentación de los nuevos modelos de Salvatore Ferragno en Nueva York. Al parecer se peleó con alguien y sigue su perverso camino hacia la más aguda bipolaridad.