Sólo una vez utilizó John Lennon su guitarra Rickenbacker 325. Pues, ahora vale una fortuna, ya que se ha puesto a la venta.