Esta foto es una más de la serie que el fotógrafo Ian Mc Millan tuvo que hacer deprisa y corriendo para la portada del último álbum del de los Beatles, en aquel agosto de 1969, en Londres, muy cerca del estudio, con la ayuda de un “bobby” que paraba el tráfico. Ahora se subastan los originales a precio de oro. Pero , ¿quien tiene los carretes originales?. Parece que la propia familia Mc Millan.