A partir del año 1972, el Starship fue un lujoso avión en que , Deep Purple y los alquilaban para sus giras y orgías.

La noche del 2 de junio de 1973, un borracho John Bonham vomitaba todo lo poco que había comido , tras el concierto de , en el estadio de Kezer de San Francisco. El “zeppelin” volaba en el Falcon Jet privado, capaz para veinte pasajeros y para servicios de ejecutivos. que era el habitual que utilizaba el grupo para sus largas giras americanas. Pero aquella noche el pequeño Falcon era como un bote navegando por el Cabo de Hornos. Las turbulencias eran insoportables. En ese momento, el piloto decidió volver a Los Angeles.
Robert Plant , nada más aterrizar , se enfrentó al manager del “zeppelin” el enorme “oso” que era Peter Grant . Le dijo que estaba harto de esos viajes de mala muerte y que se las arreglara, porque no pensaba viajar más en el “puto” Falcon. Robert Plant siempre era el más crítico con Grant. Entre otras cosas, porque Grant siempre daba un trato de favor a Jimmy Page.

Como decía Mick Jagger , en Led Zeppelin había dos clases de cocaína . La tipo A era para todos, incluso invitados. y la B, la especial, era sólo para Jimmy Page.
Peter Grant, para salvar la situación alquiló la famosa nave Starship , que utilizaban Frank Sinatra, Elvis Presley y algunas viejas glorias de Las Vegas. El Starship pertenecía a Bobby Sherman “el guaperas” , rey de las “teenagers” , con sus éxitos de los años sesenta y que conocía muy bien los gustos de las estrellas. Así que compró un denostado Boing 720 , que no quería la United Airlanes y lo adaptaron para que se pareciera lo más posible a un hotel de lujo. Sherman y su manager se gastaron nada menos que doscientos mil dólares en poner un bar, sillas y mesas , asientos que eran sofás.

Incluso incluyeron un órgano dentro del avión. Una de las partes tenía un primitivo sistema de video en que se veían películas pornográficas, tan de moda en aquellos días como “Deep Thorat” y “The Devil in Miss Jones”. Al fondo del avión ,había incluso dos habitaciones privadas .
Una de ellas era un prodigio de imaginación, mal gusto y sorpresas, con espejos y una cama de agua. Dos servicios de baño, con ducha incluida y piel falsa por el suelo. Naturalmente, Grant la reservaba para Jimmy Page , que se refugiaba allí con su novia, la menor Lori Maddox, que en aquellos días sólo tenía 14 años.
Durante estos años , del 73 al 76 , se convirtió en el jet de las estrellas y del sexo oral por la innumerable procesión de “groupies” que subían durante las giras de Led Zeppelin, Deep Purple, los Rolling Stones, Alice Cooper e incluso John Lennon. Imagino que no tantas durante el “tour” de Elton John, “Rock of the westies”.
Richard Cole , el ayudante del manager Grant, introdujo la moda de incluir a periodistas en los viajes , ya que Led Zeppelin, en aquellos años, no gozaban de buena reputación precisamente. El actual cineasta Cameron Crowe , que ejercía de periodista de la revista “Rolling Stone” de aquellos días, parece que escribió una buena doctrina de como las estrellas convertían al Starship en Sodoma y Gomorra.


Quizá la famosa foto de Bob Gruen inmortalizó a un más el “Starship” , porque cada artista podía pintar el avión, según la gira que estaban realizando. Mick Jagger like bautizó el “Air Force One” , como el del presidente de los Estados Unidos, pero en mundo del rock.
Como cuenta Cameron Crown en “Almost Famous” , las “groupies” , como la Ruby Tuesday de su guión, volaban donde los grupos las llevaran. Al parecer, aunque a mí me ha sorprendido mucho, Según el manager de Bobby Sherman, Ward Sylvester , que había trabajado también con los Monkees, los Purple fueron los más salvajes a las hora de las orgías. El batería Ian Pace era más que un perverso loco con el sexo. Según Sylvester siempre manejaba tres a la vez.
Para Sylvester quizá la mayor burrada la protagonizó el batería John Bonham cuando quiso abrir una de las puertas de emergencia del Starship , mientras sobrevaloran Kansas City, porque quería hacer pis. Buen Bonham era protagonistas por querer dejar siempre desnudas a todas las chicas que entraban en el avión.
En un viaje durante la gira del año 1975, a pesar de que el avión era mucho más grande, durante unas fuertes turbulencias , Robert Plant imploró que le pusieran a Elvis Presley antes de morir.
Para Keith Richards, la gira del año 1975 de los Rolling Stones, fue su perdición, porque al avión ya no podía retrasarse y se le acabaron sus aventuras con la tardanza o no presentarse nunca. Suzee, na de la chicas que ejercían como azafatas, ya le tenía preparado un premio, la bebida favorita de Richards, Un tequila Sunrise.
Para todas las estrellas , el Starship era la maravilla de las maravillas. Los “rock stars”llegaban con sus lujosas “limousines” , no eran chequeados, no eran perturbados por los fans, ni siquiera firmar autógrafos. Sólo adorados por su “groupies”.
Durante la época de “Million Dollar Babies” , Shep Gordon, el manager de Alice Cooper , quiso premiarle y alquiló el Stahship para la segunda mita de la gira. El avión fue pintado con las serpientes de Alice y el signo del dólar en la cola del avión. Más de veinte grupies entraron en el primer viaje.
Fue Peter Frampton la última estrella que hizo su gira en el Starship , tras el enorme éxito de su doble álbum “Frampton Comes Alive” . Le pareció algo más que una avión “party” . Ni siquiera los policías subían con sus perros para detectar toda la clase de droga que corría por el Starship.
Ningún avión conoció mejor la libertad y perversión sexual de los años setenta. No existía el Sida. Todo estaba permitido para los viajeros del Starship.


El desgaste de los cuatro motores a reacción y el inicio de la crisis del petróleo a finales de los años setenta acabó con el Starhip. Durante la gira de Led Zeppelin del año 1977, los motores empezaron a fallar y el Staship se pasó más tiempo en los hangares de Long island que volando. Siguió a duras penas hasta el año 1979. Hasta que acabó sus días en el aeropuerto de Luton, en Londres. Finalmente, fue desmantelado en el año 1982 .
Pero como dijo John Bonham no había nada mejor que una buena felación para quitar el miedo a las turbulencias. Siempre estuvieron muy agradecidos con el Starship , el gran avión del sexo oral.