ON THE ROCK, UN ENORME LIBRO DE MUSICA

Escucha Bob Dylan
en Amazon Music Unlimited (ad)
Portada de un sensacional libro sobre musica

Ellen Willis fue la que escribía de música en la siempre interesante revista The New Yorker. Desde 1968 hasta 1975 escribió soberanos artículos, llenos de anécdotas, con una intuición periodistica y un desparpajo formidables.

Ellen murió hace bastantes  años, pero su hija ha recopilado aquellos sensacionales artículos sobre los Rolling Stones, Bob Dylan, Velvet Underground, Janis Joplin, llenos de detalles  y de significaciones.

El libro se llama Out of the vynil Deeps y es la cuna de lo que se ha podido llamar la cultura del pop, en aquellos excepcionales años.

Ttodos somos escritores de música, incluso críticos refutados, pero sólo los grandes escritores saben lo que importa y lo que no importa. Una profesión difícil.

Por ejemplo, la ejemplaridad de su artículo sobre Janis Joplin:

“Después de todo, ella era una estrella, muy por encima de la clase de todos los demás, los escritores incluso habían dejado de compararla con Grace Slick.  Incluso para una estrella, su ego era considerable. Los   miembros  de su grupo eran o, más bien, parecían hippies amantes de la diversión que se burlaban de Janis por su sufrimiento, lo hacían parte de una mayor felicidad: el blues alegre. Para tener una idea del efecto, si nunca has visto actuar a Gran Hermano, imagina a los primeros Beatles respaldando a Mick Jagger durante su fase “Qué vergüenza”). Sin embargo, el público vino a ver a Janis, no al grupo, y eso El hecho dificultó aferrarse al mito del comunalismo de San Francisco, todo en parte de una gran cosa. También tensó un poco las relaciones.

La noche antes de su llegada, una amiga mía, también crítica de rock, tuvo una pesadilla: que el concierto fueera un fracaso, Janis siguió caminando por los pasillos rogándole inútilmente al público que respondiera. Cuando fui al Fillmore, sentí que iba a ver a mi mejor amiga ponerse en la línea: esperaba que le fuera bien, pero sabía que me gustaría de todos modos.

Una innovación fue poner la cara de Janis en la televisión de circuito cerrado y proyectarla, muy ampliada, en la pantalla detrás del escenario, para que pudiéramos ver su expresión cambiante mientras cantaba. Y durante una canción, grandes proyecciones fálicas multicolores fueron lanzadas a su cabeza al ritmo del ritmo.

Woodstock fue una estafa. El renacimiento de Creedence Clearwater eclipsó a los Rolling Stones. Bob Dylan luchó con la identidad. Janis Joplin “no fue tanto una víctima como una víctima”.

Ellen Willis escribió comentarios profundamente originales sobre la música que definió a una generación. Escribió sobre figuras y eventos emblemáticos de manera profética e impredecible. Ella no era tan irritable, otros fueron pioneros en estereotipo de crítico de rock, ya que era rapsódica . Tan irritada, eventualmente, que en la década de 1980 convirtió sus formidables habilidades analíticas y literarias en asuntos de  mayor peso: feminismo, política global, libertad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.