La empresa norteamericana AEG , la promotora de eventos más fuerte del mundo, tras Live Nation ha puesto a la venta el famoso O2 de Londres, cuyo esponsor es Telefónica, que paga unos diez millones de euros por llevar el nombre de O 2, la operadora de Telefonica en el Reino Unido.

AEG es la misma compañía que contrató a Michael Jackson por más de cien millones. Por eso, tenía que actuar en el O2 de Londres.

AEG dice ahora que no son buenos tiempos para tener un recinto tan gigante como el  O2, donde casi nunca se recupera el dinero.

Lo cierto es que el O2 está sentenciado al fracaso. El gobierno británico se gastó 850 miillones en ese recinto al que llamó  Dome, el Millenium, donde Peter Gabriel presentó su obra Ovo, uno de los mayores fracasos enconómicos musicales de la historia.

El gobierno  inglés   se lo vendió a la empresa AEG por una libra esterlina . AEG lo convirtió, invirtiendo otra fortuna,  en un enorme lugar para toda clase de eventos, con una capacidad para 20 mil personas.

AEG lo quiere vender ahora por cuatro mil doscientos cincuenta millones de libras. Claro, por supuesto, no se lo va a comprar nadie.A ese precio, claro.