Este es el nuevo tema estrella del próximo album de los Eels, de Mark Everett. Muy al estilo de los Blue Brothers.