A pesar de los problemas de Pete Doherty con el alcohol, los Libertines se aprovechan del momento y lanzan su nuevo tema estrella.