A Taylor Swift no le gustó nada este video de su hasta hace casi poco, su novio, Calvin Harris. Pero Rihanna no tiene culpa de nada. Claro.