Hollywood es Hollywood y Florence Welsh ha cantado el tema más gótico hasta la fecha en su carrera para la banda sonora de Snow White and the Hunstman. Con coros incluido, que a ella le encantan.