Este es el adelanto del cuarto álbum de Kaiser Chiefs, un disco que aparecerá este verano.