20130524-bieber-mask-500x-1366909338 está a punto de que le estalle la cabeza. Después de que la policía de Estocolmo encontrara en su autobús drogas y una pistola, castigó a sus fans con esta capucha a lo “santo” de lucha libre. Pero eso sí, era de Chanel. Patético.