Este es el nuevo y carísimo viejo coche de Will I. Am, un capricho de 300 mil dólares. Un Chevrolett Corvette de 1959, que apareció en la película The Rum Diary, con Johnny depp. Willa también es el propietario del curioso De Lorean, que aparecía en el film  Regreso al futuro.