Tras su maravillosa aventura de James Mercer con Danger Mouse, en el experimento de Broken Bells, el gran cantante y compositor se ha volcado en este nuevo álbum de los Shins, que tiene una personalidad muy grande. Sin duda, el mejor álbum de los Shins.