315AF1C100000578-0-image-a-29_1455870923962

Afortunadamente, Lily-Rose, la hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis , ha salido a su madre. Ya tiene 24 años y no parece que quiera ser cantante ni actriz. Mejor, la “dolce vita” en Los Angeles.