interpol01lHace tres años, cuando Capitol Records decidió fichar a los neoyorkinos Interpol, todos destacamos que era un excelente fichaje y el primer álbum en la EMI “Our love to admire” nos pareció magnífico. Todos alabamos a Interpol.

Pero eso fue en el 2007. Han pasado  más de tres años para poder oir que un nuevo disco de Interpool está en camino.

Sea lo que sea, ha pasado demasiado tiempo. Es el gran error de lo que está pasando en estos días. Venimos repitiendolo constantemente.

A poco que tiene un éxito un grupo, se dilatan en aparecer con otra obra, incluso se lo creen tanto que a algunos les da por hacer un álbum en solitario, como ha sucedido con el caso de Paul Banks, el verdadero genio del grupo, que incluso se inventa un alias. Como Julian Planti publica a comienzos de año, un mediocre álbum en solitario, titulado “Skayscraper”.

[ad#adsense-250×250]Ahora, más o menos el portavoz oificial del grupo, el simpático batería Sam Fogarino anuncia que ya tienen terminado su cuarto álbum, todavía sin título, que llevan trabajando en él desde el pasado mes de marzo.

Pero cuando Fogarino anuncia que han vuelto a las raices de su primer álbum, cuando estaban en el sello Matador, nadie entiene nada . Quizá  sólo que el grupo quiere volver a meter en el redil a Paul Banks de cuando era un grupo fuerte y unido. Hace ocho años. Imposible la misión.

Imposible, porque a pesar de todo, Paul Banks empieza a una gira en solitario, con su alias, claro, Julian Planti.

En medio, de tanto disparate, cuanto tiempo perdido. Qué barbaridad. Que desperdicio. Que talentos de tan poco aguante.

Abajo, el interesante ‘No I in threesome'.