El líder de High Flying Birds ha señalado la importancia de que ahora más que nunca los músicos hagan y toquen música como una forma de lucha contra el terrorismo.

Se lo ha contado a Music Feeds. La publicación australiana le preguntó que es lo que le motivaba para llevar haciendo música durante 20 años, y si son las mismas cosas que le inspiraban al principio de su carrera.

Y contestó que es principalmente componer canciones lo que le motiva y hace que siga adelante:

“Mira a bandas como U2 y los Rolling Stones. Han estado ahí desde siempre. La gente siempre pregunta: ‘¿Por qué lo hacen? ¡No necesitan el puto dinero!'. Lo hacen porque les gusta hacer eso”.

“Una canción que no fue escrita ayer se escribirá hoy. Y un día será cantada por algún hijo de puta en algún lugar, y miles de personas en un estadio la cantarán al unísono. Eso, en sí mismo, es algo realmente especial”.

Y entonces, inevitablemente, se ha referido a los trágicos sucesos del 13 de noviembre en París, llamando a los que los provocaron “animales”:

“A la luz de las cosas que han pasado en París recientemente, se hace aún más especial. Estos putos animales están tratando de llenarnos de mierda. Odian a los músicos. Odian a las mujeres. Odian a la música. Todas las cosas que quiero. Es ahora más importante hacer más música en el mundo… Para protestar contra eso, para contrarrestarlo. Esa es la manera en que yo lo veo”.