Noel Gallagher no es el gran bocazas. No se parece en ese aspecto a su descuidado hermano. Pero también puede mentir con  relatividad facilidad.

En unas declaraciones a la revista Spin asegura que las canciones que conforman su primer álbum no podrían servir para un disco de Oasis. Se apoya en esa afirmación, porque cree que no están pensadas para ser devoradas para las actuaciones en los grandes estadios, como cruelmente tenía que componer antes de marcharse de Oasis.

Para empezar, ‘If a had a gun', que ocupa el número cinco en la lista de favoritos, con los mísmisimos acordes de ‘Wonderwall', es un potente descarte del penúltimo álbum de Oasis.

Incluso el primer single es hijo directo de Oasis y, desde luego, ningún hijo bastardo he podido escuchar en el notable álbum de Noel Gallagher, que desgraciadamente tampoco es una obra maestra.

Pero, en fín, habrá que perdonarle su mentira, mentira piadosa, porque está nervioso ante su aventura en solitario. Ahora es él quien tiene que dar la cara. Nunca es fácil.