Tras sufrir la decepción de que su Manchester City no podía con el Tottenham en el primer partido de la Liga inglesa (a pesar de Silva y tener un equipo millonario), le dijo a un periodista de Talksport que el pasado lunes día 16 se metía en un estudio de Londres para empezar a grabar batería para un artista amigo, del que no quiso dejar su nombre.

En realidad, durante el Mundial de Surafrica, Noel ya dijo que una vez comenzada la Liga inglesa, empezaría también a grabar lo que será su primer álbum en solitario, que tenía más o menos la friolera de treinta canciones en mente y que podría haber más. Que los sentimientos y las melodías se habían acomodado fácilmente en su mente.

Algunos de los expertos de los Gallagher han venido a traducir que Noel ha empezado a grabar los cimientos del disco, precisamente la batería, con el hijo de Ringo Starr, el inefable Zak, muy metido en las batallas de los Who y .

Amén de que siempre me pareció una persona inteligente y muy lejos de la pretenciosa personalidad de su hermano Liam, le he respetado y le respeto como gran autor de canciones, aunque muchas de ellas tuvieran el sindrome de toda la magia de la historia del mejor pop británico. Pero siempre las ha sabido componer.

Las sesiones de Liam con Beady Eye y el productor Steve Lillywhite se dice que están muy avanzadas y, probablemente, en noviembre aparecerá el debut del enegendro nuevo de Liam.

La página de Oasis reconforta a Liam, pero parece que Noel se ha distanciado de todo lo que suene a nombre de Oasis. Me parece una buena determinación.

Abajo, la interpretación más sentida de su mejor canción, ‘Don´t look back in anger'.