Noel Gallagher salió muy enfadado de su actuación en el Festival de Coachella. Hasta tres veces, miembros de seguridad del Festival le intervinieron una pastillas mitad amarillas y mitad blancas.

Las tres veces dijo que eran pastillas para dormir y si no se lo creían que las analizaran.

El ex-guitarrista de Oasis se quejó de que había más seguridad en el propio Festival, que en cualquier otra aeropuerto.

Luego, su actuación fue bastante fría y no cuajó precisamente un éxito. La mayoría de la audiencia era británica, con máscaras de la reina Isabel II y del principe Guillermo.

Noel Gallagher, a pesar de todo, le dijo a la revista Rolling Stone, que estaba más tranquilo y relajado que cuando estuvo en el mismo Festival con su hermano Liam. Noel ganó a la audiencia con su versión de ‘Don´t look back in anger'.

Abajo, parte de la actuación de Noel Gallagher.