NO LINE ON THE HORIZON, TEMA A TEMA

El nuevo album de , no es el mejor álbum del grupo. Ni siquiera está entre los tres mejores, pero se trata de un buen álbum, realizado con la honestidad de la superación, del reto hacia el futuro.

No se le puede pedir más a un grupo que lleva más de 30 años luchando por ser un grupo maravilloso. Ese tiempo es un record. Una monstruosidad. Pongamos por caso, por ejemplo, los Beatles. Sólo estuvieron haciendo discos ocho años. Su territorio de producción es vastísimo, pero está reducido a ocho puñeteros años. Y adiós.

Si tomaramos como referencia los ocho primeros años de U2 tendríamos a los siguientes álbumes; “Boy”, “October”, “War”, “The Unfforgetable fire” y “The Joshua tree”. ¿Hay quien de más’. Pero hay que seguir, a pesar de los errores, la degradación del tiempo y muchas cosas más. Quiero discrepar con Bono en lo relativo en que si este álbum no se convierte en una obra de arte estaría condenado a ser irrelevante. ¿Por qué?. No, por favor. Nada es eterno. Ni siquiera U2.

[ad#adsense-250×250]NO LINE ON THE HORIZON
Es una gran canción. Madura, sólida, intensa. Probablemente, la reflexión de un hombre de mediana edad como Bono en propia discusión intelectual con su hija. Maravillosa frase cuando canta “La canciones que están en tu cabeza ahora están en mi mente”.
La estructura del tema -un tanto coja-  se hizo en Fez, en los primeros días en que se volvía a trabajar en directo con Brian Eno y Daniel Lanois, tras la dudosa decisión de seguir trabajando con Rick Rubin.
Se nota que Eno y Lanois tocan con ellos, aunque hay mucha labor de post-producción. Sobre todo, en un par de secuencias de sintetizadores y unos sonidos de ambientes, como si se quisieran revivir los maravillosos fantasmas de “Even better than the real thing”. Me gusto mucho el estribillo, sereno y melódico, con buenas guitarras de The Edge, que es sin duda el  gran “estajanovista” en este álbum.

MAGNIFICENT
Probablemente, una canción de Bono dedicada a su inteligente esposa Ali, que le ha soportado muchos pasos en falso. Es posible que todos tuvieran en la cabeza hacer una nueva “With or without you” -también dedicada a Ali-, incluso en las tonalidades del gran clásico.
Y, en lugar, de un arreglo de cuerda, los “pads” intensos de Eno. Pero siempre con el sonido típico que empezaron a desplegar Eno y Lanois en el “Unfforgetable fire”.
Puede ser  una rendición o una mirada al ombligo de una sónica que les convirtió en el grupo más grande del planeta. Por eso, a los más acérrimos fans del grupo, a los que han superado los cuarenta años sea su tema clave. Francamente, a mí no me lo parece. Le falta justo el alma joven de hace más de veinte años, aunque Bono cante mejor que nunca.

MOMENT OF SURRENDER
Otra canción nacida en Fez, con todos ellos muy influenciados por haber visto cantar a Parissa, la reina de la canción persa en el festival de Musica Sagrada, celebrado en la ciudad marroquí  en aquellos días de junio del 2007.
Eso se puede distinguir fácilmente en la estrofa en la que Bono hace los giros árabes con las palabras “to the rhythm that yearns”. Imagino que Brian Eno  está entusiasmado con la canción, porque es él quien la domina con su espíritu ambiental o de  “trance”.
Pero, francamente, la canción  es aburrida, con acordes muy manidos, con acordes donde justo se desprenden la limitaciones musicales de  Eno. En aquellos días que se grabaron las bases, Eno se había autoproclamado director musical y The Edge se dejaba manejar con benevolencia, según cuentan las crónicas y videos que vemos florecer de las grabaciones en Fez.

UNKNOWN CALLER
Otra más de las largas sesiones de grabación en el “riad” del centro de Fez, cuando trataban a petición de Eno desglosar los ritmos de cuatro por cuatro típicos, a los ternarios de la música árabe. Pero no sólo eso, sino también las estructuras. El disloque de repetir verso y estribillo continuamente.
Muy ambiental, magnífico inicio de “falsete” de Bono, con la “la luz de junio” de Fez. Pero poca melodía con talento. Cuando se utilizan los “Oh-oho-oh- típicos es porque algo complicado está pasando en la canción. Tampoco la tonalidad del tema ayuda, muy ajustada al sentido del ambiente del tema. Sólo las guitarras de The Edge sostienen la pasión en otro tema aburrido. A pesar del órgano final y la introducción de “samplings” de tubas, algo demasiado sofisticado y poco creible en la música de U2. Hasta The Edge trata de hacer un solo de guitarra para él nuevo, al estilo de Jeff Beck.

I´LL GO CRAZY IF I DON´T GO CRAZY TONIGHT
Decía Bono que en este album se ha embutido en la piel de un afgano, de un drogadicto, de un policía, de un corresponsal de guerra, en un soldado hasta en un  hombre de mundo, porque se cansa mucho de sí mismo.
Todo eso está muy bien ,  pero cuando canta en primera persona y nos cuenta sus dudas, sus anhelos metafísicos, su pasión por la vida hasta el trance  de decir que se volverá loco, si no se vuelve loco “esta noche”, es también el grito desesperado de una persona que ama la vida por encima de todas las cosas. La buena comida, el buen vino, las buenas mujeres, las tres muletas de Picasso.
Y si encima apoya su angustia en el estribillo con una recreación  a su admirado John Lennon en aquel último tema que hizo John con Paul, el último que escribieron juntos,“Baby you´re  a rich man”, el tema se vuelve en un torbellino, porque el dibujo de guitarra de  The Edge es precioso, francamente.
La estrofa me recuerda el fraseo de Ray Davis de los Kinks. En fín, aún reconozco que no es una canción maravillosa, pero la tengo mucho cariño.

GET ON YOUR BOOTS
La razón política del album era ser tan atrevidos, tan originales como en los tiempos de “Achtung  baby”, cuando ni siquiera estaban cómodos en aquellas frías paredes del estudio de Bowie en Berlín.
Aunque se diga que el grupo es una democracia, lo cierto es que se trata de una monarquía con el rey Bono, que ejecuta sus poderes. A Bono le ha gustado mucho descubrir  eso de que se puede tocar en directo, luego samplearlo y manipularlo según a tu acomodo e incluso secuenciarlo. El trabajo de Terry Lawless le ha alucinado. Y, luego, ha visto como se desarrollaba el  trabajo con el Pro-Tools  de  Delan Gaffreys.
Así que ya tenía la solución. El tema sonaba como “The Fly”. Por lo menos eso se creía. Pero han pasado 20 años y los tiempos no son los mismos.
Quizá lo que más me descoloca de esta canción que Brian Eno llama “el nuevo rock programado” es su estribillo, con los acordes y las formas de un pasadoble. Escucharlo. No sé si es que lo que ellos han llamado el camino de Paris a Tripoli, Fez, pasando por Cádiz. Vaya usted a saber. Pero por ahí andan las cosas.

STAND UP COMEDY
Gran canción, gran letra. Me parece muy mucho que debió ser el primer single de este álbum, porque es tan clásica con su “riff” a lo “Heartbreaker” de Led Zeppelín, que la convierte en un tema increíblemente moderna, incluso con sus toques burlescos y de psicodelia barata, con “phasing” incluido
Ya sabes lo que pasan con las canciones de un año pasadas de moda, que son odiosas. Pero esta que tiene un estilo de hace treinta años, se convierte en rabiosamente a la moda.
Sabemos que la han trabajado mucho,  que no dieron con la estrofa, hasta no se sabe cuando. Bueno, cuando la estaban terminando –se había comenzado con ella en Fez y le habían puesto el nombre de “For your love”- estaban en los estudios que ahora quieren comprar, los famosos   Olympic, en Barnes, la casa maestra, la casa de las obras maestras  de los Rolling Stones y, también de Jimmy Page.
Steve Lillywhite, que ha hecho un gran trabajo en este tema, sabe de los mecanismos de un buen tema de rock. Se incluyen  unos coros psicodélicos, cantados  por Bono y The Edge, con el plano de “reverb” muy lejano, como cuando Paul y John grabaron en aquel mismo estudio con los Stones, el “We love you”.
En definitiva, tremenda canción de rock del siglo XXI. Además, Eno no ha metido mano y se nota mucho.
Por si fuera poco, se incluye la mejor frase de Bono que le he oído cantar en mucho tiempo :”llevate cuidado de los pequeños hombres con grandes ideas”.  ¿Quién es?.

FEZ – BEIGN BORN
Lo siento, pero me he prometido a mí mismo ser brutalmente sincero y estos dos temas metidos en uno- los ha hecho también en Viva la Vida de - es la nueva “gilipollez” del rabioso y estúpido snob en que se puede convertir Eno., con un pico de oro. Eso sí.
Volvemos a los “ambientes”, sin melodías y acordes tediosos marca de la escasez musical de Eno. Creo que este tema se llamaba “Chromium chords” anteriormente, en Fez, cuando Eno era el dictador.
Bueno, pues otro supino aburrimiento. Pero ese “avant –garde” de salón les encanta a todos. Un “avant-garde”más pasada de moda que  Coco Chanel.
Bono canta sobre la Bahía de Cadiz y el ferry de los emigrantes. Todo muy “ad hoc”.

WHITE AS SNOW
Creo que es la más clara aportación  de Daniel Lanois a todo el álbum. Todos los acordes son muy americanos y se le presupone la presunción de daños sentimentales que Bono padece con los soldados caidos en acción.
Es un tema muy atípico en la discografía de U2 y, sin duda, me recuerda mucho a una canción de Leonard Cohen. Cualquiera de ellas. En especial,  aquella de “Songs from a room”, cuando Cohen recogía la historia de “ La complainte du partisan” de Emmanuel D´astier, un icono de la resistencia francesa en la segunda guerra mundial.
Es, por supuesto,  el toque intelectual de Bono, que por cierto es un apasionado de Cohen. Si la melodía hubiera sido más brillante, el tema hubiera sido apasionante. Pero no, no ha sido así, desafortunadamente.

[ad#tradedoubler-300×250]BREATHE
Mi tema favorito del álbum. El más arriesgado, el más indirecto. Es decir, el más revolucionario, en estructura, en diseño de la sónica, de las melodías. Muy complejo, muy avasallador y también muy complicado, por su aspereza, por su fuerza, por su magnetismo.
La primera frase es genial, si no atenemos a que realmente se trata de un grupo irlandés. La fecha del 16 de junio es mágica. Es lo que los irlandeses llaman el Bloomsday .
El nombre deriva, por supuesto, de Leopold Bloom, el  personaje central del “Ulyses”  de  James Joyce. Es el día en que por primera vez sale con la que será su mujer, Noora Barnacle.
Ese día se celebra especialmente en Dublín. Una vez me dijo Bono que los irlandeses no es precisamente un pueblo de escritores , que se les da mejor  las voces, el cuento hablado o cantado. Tiene toda la razón.
Breathe es un cuento musical maravilloso. Y se nos olvida que “respirar” es lo que vale en nuestros contados  días, porque como canta Bono en la canción “Cada día muero otra vez,pero otra vez vuelvo a vivir”. Hinduismo disfrazado de irlandés listo.

CEDARS OF LEBANON
La dialéctica “bononiana” de ese espíritu de narración irlandesa de la que antes hablábamos. Al cantante de U2 siempre le ha encantado la técnica del “talking-singing” de  Lou Reed y Tom Waits.
Esa técnica que se convierte en obra de arte en temas como “Walk on the walk side” o “Coney Island baby”. y está a la altura de algunos versos de Allan Poe, que es la obsesión de Reed.
Bono traza o canta algunos de ellos buenísimos como “Escoje tus enemigos cuidadosamente ,  porque ellos son los que te definirán” .Además aparece la mitología sobre el vieja entelequia del viejo  sueño egipcio , obsesionada su civilización  con los “cedros del Líbano”, la mejor madera posible del mundo.
Es un final apacible de un grupo en su edad madura, feliz de haber intentado un buen trabajo. Porque ellos saben que tras más de 30 años de vida como grupo, la magia, la candidez, la inocencia y la frescura ya están más lejos, porque “no hay línea en el horizonte” y poderse estrellarse felizmente en ella.

EPILOGO
Es imposible partir de la idea de hacer un álbum revolucionario con los mismo productores de hace más de 25 años. Absolutamente, imposible.
No voy a desarrollar la estrategia de que U2 hubiera podido  haber trabajado con Timbaland, que es lo que está de moda. Pero nadie me negará de haber intentado ser  más inteligentes, menos previsores y conservadores.
Por ejemplo, Green Day, que son muy ambiciosos y que quieren apoderarse del terreno de U2, aunque no tienen talento para ello, han hecho una elección maravillosa e inteligente. Es decir,han decidido contratar a Butch Vic, el hombre que hizo a Nirvana, el líder de Garbage, para su nuevo álbum. Esclarecedora aptitud.
Me imagino y exploto en felicidad  de haber soñado con la posibilidad de haber  podido oír “No line on the horizon” con  los conocimientos y la destreza  de Butch Vic, con mucho, el mejor productor de rock, pero avanzado, explosivo, vanguardista.
Maldita ocasión perdida. Pero el que manda en U2 ,es decir, Bono, ya no está en esas cosas. Aunque él diga que está al cien por cien cuando trabaja con su grupo, su mente está en otras historias.
Baste como ejemplo, que al día siguiente de acabar de grabar en Fez partió hacia Tanzania para una reunión política. Mientras, el resto de U2 se quedan allí tocando, como los músicos del Titanic, mientras se hundía el transatlántico.