Eso es lo que se preguntan algunos medios después de que la cantante escribiera en su Twitter que podría tardar en sacar 10 años un disco nuevo.

es partidaria de no correr. Buena política, las prisas son siempre malas, pero lo que parece una exageración de la cantante neozelandesa algunos se lo están tomando demasiado en serio.

El mensaje de Lorde comenzaba con mucha esperanza, twitteó: “estoy dándome cuenta de que si realmente quiero tener el viaje artístico que soy capaz de hacer en esta vida, tendré que trabajar muy rápido”.

“Años de ese trabajo probablemente se vean como pasear por la casa teniendo pensamientos y escribiéndolos”, continuó.

Para rematar:

“Podrían ser 4 años, podrían ser 10, no voy a hacer álbumes que solo existan en un plano, tienen que ser súper celulares”.

Muchos fans, y algunos medios, se han echado las manos a la cabeza, ante la posibilidad de que esos plazos pudieran llegar a hacerse reales.

Se trata de una simple exageración de Lorde, que, a veces, además, resulta insoportablemente pretenciosa. Esperemos que sea para bien.