no tiene un pelo de tonta. Desde el ataque de Kanye West mide muy bien sus pasos. En su actuación en el Madison Square Garden de Nueva York invitó a su ídolo y juntos cantaron ‘Fire and Rain' -la mejor canción de James para mi- y Fifteen. Muy apropiado.