Lo último que nos podría ocurrir es confirmar a Nile Rodgers como supervisor y jefe de las grabaciones en los estudios Abbey Road de los Beatles. pero el mundo está lleno de sorpresas, aunque hasta tontas.