es el único que más se prodiga en  entrevistas o que quiera hablar de algunas de las interioridades de , aunque no tantas como se quisiera.

Ahora , en un programa de televisión americana, llamada Speakeasy , acaba de revelar algo significativo.

Mason asegura:

El hecho de que David Gilmour y Roger Waters no quieran trabajar juntos es parte de la razón por la que logramos hacer el buen trabajo que hicimos.De hecho, si no hubiera habido esa fricción constante entre ellos , probablemente no habríamos hecho los álbumes que hicimos”.

Es decir, que la guerra fue constante entre ellos. Siguen siendo músicos , pero se niegan a resucitar a Pink Floyd. Eso parece irreversible.