NICK MASON HABLA DEL PROBLEMATICO «A MOMENTARY LAPSE OF REASON «

NICK MASON HABLA DEL PROBLEMATICO "A MOMENTARY LAPSE OF REASON "Nick Mason admite que A Momentary Lapse of Reason , el primer álbum de Pink Floyd sin Roger Waters , se convirtió en un asunto «exagerado» y complicado , pero reflexionó sobre por qué había funcionado de esa manera.

Lanzado en 1987, después de la partida de Waters y su insultante  intento legal de evitar que la banda continúe bajo el nombre de Pink Floyd , su calidad a menudo ha sido criticada en los años siguientes.

«No era que no quisiera continuar, lo hice, pero no creo que me importara tanto como a  David.En aquella época o estábamos  en los estudios o en la oficina de los abogados:» ¿Roger iba a imponer una orden judicial? Y la respuesta fue, por supuesto que no podía, porque había dejado la banda, y lo único claro en todos nuestros acuerdos contractuales era que si alguien se iba, se iba, y la banda continuaba sin él … Eso le dio a David y a mí  la autoridad para continuar «.

NICK MASON HABLA DEL PROBLEMATICO "A MOMENTARY LAPSE OF REASON "
David y Nick en 1987

Sin embargo, Nick confiesa:

«De alguna manera pusimos todo  nuestro talento en el álbum … Hubo una sensación de temor sobre cómo sería sin Roger, por lo que exageramos un poco el nivel con algunos  músicos  de sesión. Algunas de aquellas canciones  están sobre producidas, demasiadas cosas en ellas ”.

El ingeniero de estudio Andy Jackson recordó:

«Estábamos tratando de hacer algo que sonara a lo grande , lo que significaba, por supuesto, que a medida que pasaba el tiempo termina sonando anticuado.

Se acuerda como  al productor Bob Ezrin llevaba álbumes de otros artistas  para ilustrar «lo que estaba sucediendo en ese momento».

NICK MASON HABLA DEL PROBLEMATICO "A MOMENTARY LAPSE OF REASON "

Y recuerda Mason:

«En el ’86, lo digital estaba muy a la vanguardia.Por ejemplo,  Brothers In Arms  de Dire Straits , que acababa de salir y tenía un sonido muy particular, y ese fue un objetivo  que Bob dijo al que deberíamos apuntar ”.

El bajista Guy Pratt, que fue el relevo de Waters  de Pink Floyd para la gira del álbum, reflexiona:

“Pensé que realmente no sonaba como un disco de Pink Floyd, pero fue un muy buen disco. Es muy de su tiempo. El grupo estaba preparado para la explosión de los años 80 ‘.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.