Así lo ha anunciado el cantante australiano en el Meredith Music Festival de la ciudad de Victoria (Australia), Grinderman han dejado de existir.

Precisamente tocaban en el festival este pasado fin de semana. Al acabar el concierto anunció sorprendentemente al público que Grinderman ponían punto y final tras cuatro años de travesía.

“Eso fue todo para Grinderman, se acabó. Nos veremos dentro de diez años cuando seamos todavía más viejos y más feos”, anunció Cave al atónito respetable al más puro estilo David BowieZiggy Stardust. Los 12.000 asistentes se quedaron boquiabiertos al escucharlo, peguntándose si Cave iba en serio.

Pero aunque Bowie dejó petrificados a sus fans en el Hammersmith Odeon en 1973, a lo que en realidad estaba renunciando era a una etapa de su carrera, la de sumo pontífice del rock glam. Quizá valga más el paralelismo, ya que estamos con Bowie, de Grinderman con Tin Machine. Grupos que nacen como un breve punto y aparte a un grupo base, o como punto de inflexión a una larga carrera venida a menos para recuperar algo de la credibilidad perdida. Ambas bandas, además, con clara vocación rock fuerte, denso, con aristas, metálico, megalítico. Dos mamuts, en el buen sentido.

Aunque Grinderman puedan haber sido los “Tin Machine” de Nick Cave, Bowie no tenía a los hemanos Sales y a Reeves Gabrels en su banda de directo habitual. Sin embargo los tres miembros de Grinderman, Jim Sclavunos, Martyn Casey y Warren Ellis, también pertenecen a los míticos Bad Seeds. Como Cave no ha aclarado las razones de la separación, no se sabe hasta que punto puede afectar a la permanencia de los tres o de alguno de ellos en el grupo madre Bad Seeds. Desconocemos si la separación responde a motivos artísticos o personales.

Todavía cabe la posibilidad de que Cave se haya echado un farol, o simplemente haya gastado una  broma, pero parece que la cosa va en serio.

Grinderman comenzarón en 2006 y dejan tras de sí dos álbumes de estudio “Grinderman” (2007) y “Grinderman 2” (20110).

Su última actuación en España fue el año pasado en el Primavera Sound.