ha explicado las razones por las que ha actuado con The Bad Seeds en Israel, a pesar de la presión de Roger Waters y Thurston Moore para que cancelasen los conciertos. Se trata sobre todo de libertad personal.

El grupo actuó anoche en el Menorah Mivtachim Arena de Tel Aviv y lo volverá a hacer hoy. Los dos espectáculos han colgado el cartel “sold out”.

En una conferencia de prensa celebrada ayer, Cave abordó la controvertida decisión de actuar en el país, lo que ha llevado a músicos como Waters y Moore a pedirle a la banda que cancele los conciertos “mientras el apartheid permanezca”.

“Para mí, llegamos a Israel hace 20 años o más e hicimos un par de giras por Israel”, dijo Cave.

“Sentí una gran conexión con Israel. La gente habla de amar a un país, pero sentí, en cierto nivel, una conexión que realmente no podía describir”.

El cantante siguió explicando que The Bad Seeds no tocaron en el país en dos décadas por la falta de éxito de su disco de 1997 “The Boatman’s Call”, que “pinchó” en Israel. Cave dijo a los reporteros que recorrer esa parte del mundo es “costoso y lleva mucho tiempo”, y que “además de eso, tiene que pasar por una especie de humillación pública de Roger Waters y compañía”.

“Nadie quiere ser públicamente avergonzado. Es lo que más tememos, de alguna manera: ser públicamente humillado. Y creo, para mi vergüenza, lo hice por unos 20 años. Israel vendría y yo diría, ‘No lo hagamos'”.

Resultado de imagen de nick cave israel

Cave contó que su cambio de actitud se produjo cuando Brian Eno le pidió que firmara la lista Artistas por Palestina hace tres años.

“En un nivel muy intuitivo, yo no quería firmarlo. Había algo que apestaba en esa lista. Entonces se me ocurrió que no firmaría la lista, pero que tampoco tocaría Israel. Y eso me pareció cobarde, realmente”.

“Entonces, después de pensarlo mucho, llamé a mi gente y les dije: ‘Haremos una gira por Europa e Israel.’ Porque de repente se volvió muy importante para mí oponerme a las personas que intentan callar a los músicos, intimidar a los músicos, censurar a los músicos, y silenciar a los músicos. Al final del día, tal vez haya dos razones por las que estoy aquí. Una es que amo a Israel y amo a los israelíes, y dos es hacer una posición de principios contra cualquiera que intente censurar y silenciar a los músicos. Entonces, en realidad, se podría decir de alguna manera que el movimiento BDS [Boicot, Desinversión y Sanciones] me hizo tocar a Israel “.

Resultado de imagen de nick cave israel

The Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel (PACBI) han respondido más tarde en Twitter a los comentarios de Cave señalando que la decisión de The Bad Seeds de actuar en Tel Aviv deja una cosa en claro: “tocar Tel Aviv nunca es solo música”.

“Es una decisión política y moral estar de pie con el opresor contra los oprimidos”.