Muy triste comprobar en lo que van a acabar los ex compañeros de Ian Curtis en Joy Division, y el ex bajista de ambos grupos, .

Lamentable aunque ciertamente no muy sorprendente: se llevan a matar desde hace años, en concreto Hook y Bernard Sumner, pero sus problemas han ido a más y ayer, como anunciamos en PYD, Peter Hook anunció que ha demandado al grupo por impago de royalties.

El bajista acusa a sus “ex amigos” Sumner y Stephen y Gillian Morris de crear una nueva compañía sin contar con él para controlar los ingresos de la banda, una vez dejó el grupo. Estima que le deben 2.3 millones de libras esterlinas. El juez David Cooke dictaminó que el asunto irá a juicio.

Y ayer New Order hicieron público un comunicado en NME:

“Obviamente, la banda está decepcionada de que Peter esté llevando a cabo su reclamación de esta manera tan particular. Los informes sacan una serie de cosas fuera de contexto. Peter aún, por ejemplo, recibe su parte completa de royalties de todos los fondos de catálogo del grupo. Esta disputa se refiere únicamente a la participación en los ingresos sobre nuestro trabajo sin él desde 2011”.

“No hay mucho más que podemos decir mientras no haya nada decidido por el Tribunal sobre los hechos, más que él tiene el derecho de proceder con la reclamación, mientras el asunto esté en juego”.

“Seguimos adelante con nuestra vida, concentrándonos en las giras y promocionando nuestro nuevo álbum”.

Por su parte, Hook está muy satisfecho de que su demanda pase a tribunales y que el juez haya desestimado muchas alegaciones de los demandados.

“Yo estoy, obviamente, encantado de que el juez ordenase a los demandados pagar lo mío. Estoy muy contento con el resultado y es un buen augurio para el futuro. Agradezco a mi equipo jurídico el trabajo duro realizado para la consecución de este juicio”.