Nada más que escuchar lo que decía Daniel Lanois del nuevo álbum de Neil Young, era un sortilegio o una llamada de atención a todos los mortales que nos gusta la experimentación.

“Le Noise” es otro paso adelante, valiente de Neil Young hacia no se sabe donde. A mí me recuerda a aquel álbum tecno llamado “Trans” (1982), cuando dejó Reprise y, como Dylan, firmó por Geffen records, volviendo a demostrar David Geffen su gran momento de persuasión, tras sus hazañas con John Lennon y Bob Dylan.

Son sólo ocho temas, pero interesantes. Increíble que a sus 64 años tenga unas ganas enormes de aprender, de dirigirse hacia otros terrenos.

Pero sin olvidar el pasado, porque el gran reclamo de este fín de semana para su anual festival de ayuda los granjeros, el famoso Bridge School Benefit, que incluso contó el año pasado con Chris Martin, es nada menos que la reunificación de su primer gran grupo, los maravillosos Buffalo Springfield, los inventores, entre otros,  del sonido Eagles.

Neil Young ha convencido a Steve Stills, Richie Furay para volver a tocar juntos, a 43 años vista de aquel fabuloso grupo que dejó sorprendidos a todos, con su ‘For what is worth'.

En el clip que vemos abajo, Lanois ha prestado su casa y a Adam Vollick para filmar este delirante video, con ‘Angry world', una de sus nuevas canciones.