El músico canadiense se las prometía muy felices con el , su reproductor multimedia digital portátil y servicio de descarga de música, pero fracasó, y ha culpado de su fracaso a los sellos discográficos.

Pono se lanzó en 2014, después de que Young recaudara 6,2 millones de dólares a través de una campaña de Kickstarter. Lanzó un servicio de descarga de música, una tecnología de conversión digital a analógica y una línea de reproductores portátiles con forma de Toblerone.

Young aseguró que el servicio “salvaba el sonido de la música”, pero Pono no despegó como esperaba en medio de quejas de que la compañía era demasiado nicho y con cierre de la tienda de PONO en julio de 2016.

Young ahora ha hablado sobre el fracaso de la empresa, culpando a las discográficas por cobrar demasiado dinero:

“Las discográficas lo mataron al insistir en cobrar dos o tres veces más por los archivos de alta resolución que por los MP3. ¿Por qué alguien pagaría tres veces más?”.

“Mi sensación es que toda la música debería costar lo mismo. El archivo de alta resolución no cuesta más transferirlo. Y hoy con la transmisión, no tiene el problema de compartir archivos no autorizados. ¿Quién quiere copiar algo si puedes transmitirlo?”.

“Las compañías discográficas, al cobrar tres veces más por música de alta resolución de lo que lo hacen por la música regular, han matado la música de alta resolución. Es la cosa más estúpida que he visto en mi vida”.

Resultado de imagen de NEIL YOUNG PONO

Young hizo esfuerzos para relanzar el sitio el año pasado con el nombre XStream. Trabajando en equipo con la firma Singapur Orastream, Young quería crear “un servicio de transmisión adaptable que cambia con el ancho de banda disponible para la reproducción de alta resolución completa”.

Escribiendo en la página de la comunidad de PONO, Young dijo;

“Todavía estoy tratando de presentar el caso para ofrecerte la mejor música posible, a un precio razonable, el mismo mensaje que te trajimos hace cinco años. No sé si tendremos éxito, pero sigue siendo tan importante para nosotros como antes lo fue”.

Resultado de imagen de NEIL YOUNG PONO

Young continuó explicando que “el solo hecho de volver a traer la tienda no era suficiente”, y que aunque había una “audiencia dedicada” a PONO, no podía justificar los altos costos.

“En lo que a alta resolución se refiere, la industria discográfica sigue rota”.