Siempre recordaré los largos capítulos de Crónicas de Bob Dylan, dedicados a cuando grabó su álbum “Oh Mercy”, en 1989, en Nueva Orleans.

Como persona le dejaba bien, pero como productor le describía como una persona trabajadora, pero poco brillante.

No he visto trabajar nunca a Lanois. Pero Peter Gabriel me habló muy bien de él, poco después de terminar “So”. Sobre todo, en el aspecto de encontrar los músicos idóneos según el arreglo, en un estilo muy americano, por ejemplo, en blues, incluso en gospel.

No creo que haya prescindido de sus músicos tracicionales, porque le gusta grabar en directo, como a Lanois, pero Young, con los suyos, se entiende con sólo mirarlos.

[ad#adsense-250×250]Pero estoy seguro que Lanois introducirá algún toque sureño o country, incluso con algunos músicos invitados. Lo cierto es que Neil Young ha firmado un nuevo contrato con Warner y quiere volver a la órbita del éxito, con el productor que estuvo de modaal final de los ochenta. Espero lo mejor.

Están a punto de terminar el álbum, en tan sólo un mes. Grabado en Los Angeles, bastante lejos de su rancho Broken Arrow, en La Honda, situado cerca de San José, no muy lejos del rico Silicon Valley.

Neil Young jamás será un virtuoso de la guitarra, pero siempre tendré en cuenta muchas melodías maravillosas y suyas. Por ejemplo, mi canción favorita , ‘Don´t let me bring you down'.

Abajo, Daniel Lanois con su ‘Orange Key', en directo.