NEIL YOUNG Y CRAZY HORSE SE VAN HACIA LO RANCIO

Un crítico del Washington Post decía que con la edad, Neil Young se había vuelto muy inestable musicalmente. Quizá dando muchos palos de ciego.

Lo mismo hace un álbum de vanguardia, como el último con Daniel Lanois, que vuelve con Buffalo Springfield, que detesta a  C, S, N and Y.

Pero lo peor es el camino que ha decido con la reunión de su Crazy Horse, con los viejos Billy Talbot, Ralph Molina y Poncho Sampedro. El camino más rancio.

En los primeros día de junio, Neil Young y su Crazy Horse publican “Americana“, un disco de versiones de viejos temas del folklore y de las fuentes más ancianas de las cancions americanas tradicionales, como ‘Oh Susannah’, ‘Gallows Pole’, ‘This land is your land’ e incluso ‘God save the Queen’. Increíble.

Nadie ha oído al álbum, pero Neil Young asegura que se les ha dado la vuelta con inteligencia a esas canciones que cantaba en la guardería.

La última vez que Young y Crazy Horse impresionaron fue con su versión de ‘I saw her standing there’ de Paul, el día que los Grammys homenajearon al beatle.