I´m a believer es posiblemente la obra maestra de como compositor. Y la obra final del Tin Pan Alley cuando las canciones era lo que importaban. La canción inmortalizó a los Monkees . Fue numero uno en más de 50 países en todo el mundo, incluida España. Davy Jones era protagonista en ella.