Mientras estuvo en prisión, Nadya Tolokónnikova, lider ,  estuvo incomunicada y se declaró en huelga de hambre como protesta por las condiciones carcelarias.

Y sentencia:
“Siempre seré una prisionera política del nombre de mi padre, que  fue Svetlana Alliluyeva, la hija de José Stalin que huyó a los Estados Unidos.

Y habla de Putin:

 “Cree solo en dinero y poder. Como  Donald Trump que  defiende el método de interrogatorio que se considera tortura.Comparten la misoginia y no creen en los derechos humanos, no creen que estos sean importantes. Aunque  ambos vienen de contextos muy distintos. Uno es un empresario y otro un exmiembro de la KGB.

Y sobre el futuro de Rusia:

“Creo que después de que Putin sea “elegido” vamos a ver más ataques contra activistas políticos y la prensa independiente, como sucedió cuando fue elegido por tercera vez en 2012 y Pussy Riot terminamos en prisión.Putin, así como Trump, tiene bastante respaldo. Muchos de los que siguen a Putin son nostálgicos de la era de la Unión Soviética e incluso de la Rusia zarista.

Y sobre su tiempo en la cárcel:

“Eran 16 horas diarias de trabajo, sin días de descanso. Puedes tener una jornada de descanso al mes y aún así puedes tener trabajo “no oficial” en el día libre.”

Algo horrible.