Seguro que le cantó a su nuevo y cuarto marido lo de ‘Nothing compares to you’ de Prince, su gran éxito y muy lejos de los perfiles actuales de la bipolar cantante irlandesa.