Esta es la portada y contrapordata del quinto álbum de Coldplay. El culpable de esta mala portada se llama David A. Carter.