spice girls 10 111212

Las Spice, sin Victoria y con la autora de semejante bodrio llamado VIVA Forever

Hasta el mísmísimo Sir Andrew Lloyd Webber acusó al musical Viva Forever de las de conculcar todas las leyes de los musicales y ser un pésimo ejemplo para el West End. 

Entre otras cosas, el esperpento de Viva Forever era todo en “playback”. No había música en directo y todo era una pantomima.

Como consecuencia de todo ello, el musical de las Spice Girls no ha durado ni seis meses y las perdidas se acercan a los diez millones de libras esterlinas.

En un último esfuerzo por salvarlo habían bajado una enormidad el precio de las entradas con lo que la competencia se rebelaba, porque era competencia ilícita.

Pero ni con estas. En principio, estaba previsto que durara hasta febrero del año próximo para que no se perdiera dinero, pero es imposible mantenerlo.

La moda del esperpento de Mamma Mía ha provocado una serie de barbaridades a própósito de las cancioines de algunos artistas que no llegan a la categoría de Artistas. Todas las canciones son un musical. Se hizo hasta con Rod Stewart y el batacazo fue sonado. El caso más específico es el de las Spice Girls.

Está claro que hasta sus compotriotas quieren olvidarse de las Spice Girls. El grupo más tramposo de la historia juntos los Monkees.

Ellas no cantaban ni siquiera en los discos. Eran sustituidas por cantantes de sesión y las canciones eran absurdas y estúpidas. La Spice Girls fue como un mal sueño para el pop ingles. Que descansen en paz.