leonard-cohen

Hoy se cumple justo un año de la muerte del gran poeta canadiense. El manager de  cuenta la causa de la muerte de de de 82 años.

Robert B. Kory ha publicado una nueva declaración al New York Times, diciendo:

“Leonard Cohen murió mientras dormía, tras una caída en medio de la noche el 7 de noviembre”.

“La muerte fue repentina, inesperada y pacífica”, añadió Kory.

Al conocerse su muerte, el mundo de la música y un sinnúmero de artistas a los que inspiró se apresuraron a rendir homenaje al músico.

Por ejemplo, Nick Cave le señaló como “el mejor compositor de todos” y Rufus Wainwright escribió: “Te necesitamos ahora tanto como lo hicimos aquí abajo antes”.

leonard-cohen-main

Ese fin de semana, también, el hijo de Cohen, Adam, compartió un emotivo homenaje a su padre:

“Mi hermana y yo enterramos a mi padre en Montreal. Con sólo la familia inmediata y algunos amigos de toda la vida presentes, fue bajado al suelo en una caja de pino sin adornos, junto a su madre y su padre. Exactamente como había pedido”.

Esta es la historia de  su último video:

El mismo día en que el hijo de Leonard Cohen anunció un concierto de tributo a su padre en Montreal, los premios canadienses Polaris estrenaron un nuevo video animado para “Leaving The Table” de su último álbum, You Want It Darker, que estaba nominado al premio principal que ganó Lido Pimienta.

En el nuevo video , Cohen parece estar bailando entre edificios y entre las nubes. Un homenaje para un hombre que volaba todavía a los 82 años.

Así lo presentó el director del premio Polaris:

“Cuando pensábamos en la mejor forma de representar y presentar este álbum, lo primero que pensábamos era lo obvio y eso era pedirle a alguien que hiciera una portada. Entonces pensamos en la versión Feist de ‘Hey, That's No Way to Say Goodbye' en los Junos y las probabilidades de crear algo así de representativo. Así que nos acercamos a nuestros amigos en Prism Prize, que es como el Polaris para videos musicales y su sugerencia fue hacer un video animado “.

Agregó que el director Christopher Mills “saltó a la oportunidad” y Sony Music “acordó producirlo”. Y este fue el resultado: