images

Conocidos eran los problemas del actor Robin Williams con el alcohol y la cocaína, pero difícilmente alguien podía esperar un desenlace tan trágico, tan triste.

Ayer por la noche se supo que el actor había muerto a causa de un aparente suicidio por asfixia. Su cadáver fue encontrado en su casa de California ayer lunes por la mañana. Terrible final para la señora Doubtfire, para el protagonista de «Jumanji», «El Club de los Poetas Muertos», «Will Hunting», y un largo etcétera de películas muy populares. Costaba tragar la noticia, la verdad, más tratándose de un posible suicidio.

Y casi se ha confirmado, el asistente de un médico forense lo ha hecho, que Williams murió a causa de un «suicidio por asfixia»,  pero ha aconsejado «una investigación exhaustiva que debe completarse antes de que se tome una determinación definitiva». Está casi confirmado, pero de momento falta ese casi por determinar fehacientemente.

El publicista de Robin Williams ha sido cauto, y simplemente pide respeto:

 «Robin Williams falleció esta mañana. Él ha estado luchando contra una depresión severa en los últimos tiempos. Esta es una pérdida trágica y repentina. La familia pide respeto a su intimidad, mientras se lamenta en este difícil momento.»

robin-williams-valerie-williams-and-andy-warhol-at-studio-54-1979-new-york-daily-news

Robin Williams con su mujer Valerie y Andy Warhol en el célebre Studio 54 en 1979

La noticia ha consternado no sólo al mundo del cine sino también al de la música. Hay que recordar que Williams siempre tuvo mucha relación con la música. Fue amigo de ese gran tarambana que fue John Belushi (Blues Brothers), precisamente a esa época se remontan los inicios de Robin como consumidor de cocaína, consumo que abandonó de momento cuando Belushi falleció tempranamente y Robin Williams tuvo su primer hijo.

Han sido muchos los que han expresado su tristeza por el final de Robin. Entre otros, miembros de The Beatles (Ringo Starr), Nirvana (Krist Novoselic), Red Hot Chili Peppers (Flea) y Rage Against The Machine (Tom Morello) y cantantes de todo tipo, signo y pelaje: Ozzy Osbourne, Katy Perry, Quincy Jones, Rihanna, Tim Burgess, Lady Gaga, Taylor Swift, Harry Styles de One Direction, Cher, The Weeknd, Zola Jesus…

La lista es reveladora de la simpatía que despertaba Robin en ambientes musicales, y la tristeza y abatimiento que ha causado su triste muerte.