Cerca de un millón y medio de ejemplares van a vender de su segundo album “Babel”, a la primera semana.

Es la resurrección del folk-rock, como en los mejores tiempos de Simon and Garfunkel. Incluso Babel contiene una deslumbrante versión de The Boxer . Pero también es una rendición a grupos como la Incredible String Band, Pentangle, Faiport Convention,etc..

Mumford and Sons se ha comido a Fleet Foxes, que como genuinos americanos, parecía que tenían asegurada la corona del folk-rock , pero el poder de la voz de Marcus Mumford ha hecho cambiar la balanza.

Por cierto, que el album es muy recomendable, incluso para mí que no soy precisamente un gran aficionado a este tipo de música. Sobre todo, cuando suena el banjo, que me recuerda al viejo folklore irlandés, que importaron los sureños americanos.

Precisamente, Marcus acaba de tener un problema con los protestantes, porque se le ha acusado de que Babel sea su propio vehículo para probar su fe cristiana. Marcus lo ha negado. Y asegura que no se siente ni mucho menos evangélico.

Y Marcus conluye: “Somos fans de la fe no de la religión”.

Todo es por el tema ‘Whisper in the dark‘, en el que parece decir que sólo sirve a dios. Se trata de una canción con una base de piano, diferente al resto y, probablemente, mi favorita. el estribillo tiene una fuerza inusitada, a base de guitarras y percusión.