Foto de 1985 , en pleno éxito, con 31 años

Los fieles seguidores saben que se inventó a sí mismo, gracias a ese músico descontrolado y maravilloso llamado Rick James, que fue quien construyó los grandes cimientos del funky moderno.

Incluso Prince creo Wendy and Lisa, con la imagen de Teena Marie, en la cabeza. Pues, bien, Teena Marie era su chica, su amor “fou” para el gran Rick James.

James murió hace seis años y Teena Marie siempre lo tuvo presente.

Teena murió el domingo, en su casa de Pasadena. Al parecer por un error, una sobredosis, aunque su hija Alia Rose, alias Rose Le Beau, también cantante, no quiso concretarlo.

Estoy escuchando en estos momentos, su último álbum “Congo Square”, editado hace un par de años, y no doy crédito como cantaba todavía. Su voz cálida, en tesituras altísimas. Siempre la vieron o escucharon como una blanca que cantaba como una negra, quizá ,porque el primer disco apareció en la Tamla Motown, pero uno siempre la escuchó como como una voz blanca increíble, como Janis Joplin, pero amante del r´n ´b .

Sus dos grandes temas fueron sus dos mayores éxitos. La inolvidable ‘Lovergirl' y la esplendorosa  ‘I need your lovin'.

Teena siempre llevó el peso de ser débil con la droga. Se rehabilitó cien veces y volvió a caer otras cien. Pero siempre luchó. Ultimamente, se la podía ver actuar en los hoteles menos caros del Strip de Las Vegas. Sobre todo, era estrella en el Las Vegas Hilton.

Tuve la suerte de conocerla, en aquellos años ochenta, cuando uno vivía en Los Angeles, tratando de mejorar como productor de discos. Era guapa, super atractiva, pero te dejaba sorprendido más con la voz. Dicen que Rick James la destrozó y fue él que la metió en el mundo de las drogas, pero jamás olvidaremos aquella canción que hicieron juntos, ‘I´m a sucker for your love'.

Teen siempre quiso vivir con negros. En realidad, nació en la parte de Washington Street, en el barrio de los negros, en Venice, en Los Angeles.

Descanse en paz. Maravillosa cantante.

Abajo, Teena Marie con ‘Lovergirl'.