El hermanastro de David Bowie, es decir, Terry Burnes se suicidaba tal día como hoy en el año 1985, al tirarse a un tren . Bowie le dedicó esta canción, como denuncia  a los que le trataban la esquizofrenia de Terry.