LA MUERTE DEL GENERAL JOHNSON, ALMA DE CHAIRMEN OF THE BOARD

En el centro, el genial General Norman Johnson , el lider de Chairmen of the Board

La intelectualidad del movimiento de liberación americano entre las gentes de color se ha empezado a dar cuenta que Elton John tenía mucha razón cuando denunciaba que la música negra en este siglo XXI estaba dilapidando la gran tradición de la música negra del pasado siglo, desde los viejos blues man del del del Missisipi hasta Ray Charles, Otis Redding, Aretha Franklin, etc y etc..

Por fín ha surgido un movimiento de reivindicación de la vieja música negra afro-americana. Ahí tenemos el maravilloso ejemplo del éxito de John Legend con los Roots y sus versiones de la canciones comprometidas de los setenta y de los ochenta.

Pero hay más. Se consume más que nunca la música negra de los años setenta, una prodigiosa década de cuando los sellos se dieron cuenta de que los blancos consumían esa música especial en las discotecas de todo el mundo. Han vuelto a salir a flote grupos de los stenta como Tavares, Eath, Wind and Fire, Commodores y Chaimen of the Board.

Desgraciadamente, en esta época de resugirmiento, acaba de morir, el pasado miercoles, en Atlanta, el gran general, Norman Johnson, el líder, cantante y compositor de Chairmen of the Board, uno de esos grupos vitales de los años setenta. No conocemos las causas de su muerte a los 67 años.

Lo que si sabemos es que ha dejado escrito obras maestras como ‘Patches’, que la escribió para Clarence Carter o un número uno como ‘Give me just a little more time’ para su propio grupo.

Chairmen of the Board nacieron cuando Holland-Dozier-Holland, los increíbles productores y compositores de todos lso grandes artistas de la Motown se hartan de que Berry Gordy Jr. les robe con los derechos editoriales. Entonces firman su propio sello, Invictus y ahí donde aparecen Chairmen of the Board, a finales de los sesenta y comienzos de los setenta.

Antes, el general Norman ya había escrito un éxito como ‘It will stand’, en su primer grupo los Showmen, que por fín encontré en un viejo recopilatorio.

Y hablando de recopilatorios, de audición obligada es su catálogo de grandes éxitos. Impresindible para conocer un poco mejor la selecta música negra.

Abajo, ‘Give me just a little more time’.